Chus Navajo llena con su rock la Sala Vesta de Madrid

 El cantante de Las Matas vuelve a hacer sold out en la ciudad con su rock de autor agridulce 

Es domingo 14 de marzo en Madrid. La primavera ha llegado y hace un día de sol maravilloso en la ciudad. Desde luego que el clima incita a salir y tomarse una cerveza con amigos, pese a toda la mierda que tenemos encima. A las 13:00, la hora del vermut como dicen los viejóvenes, Chus Navajo toca en la sala Vesta en Madrid. No hay mejor plan posible en la ciudad. No es algo que diga yo, hay sold out en la sala, por tanto unas cuantas personas han pesando lo mismo.

Puntual como un clavo llego a la sala Vesta, situada en el barrio de Chueca. Para mí, esta sala ya es casa. Desde que el Covid llegó a nuestras vidas y rompió la normalidad de la escena musical este lugar ha sido el principal dealer de conciertos para un servidor. Una sala recién reformada y bonita como pocas. Siempre hay un buen concierto que ver en Vesta. ¡Bravo por su programadora, Elena Rosillo!

Me han reservado un sitio junto a la cantautora granadina Aurora Ballesta. Siempre se agradece ver un concierto rodeado de gente tan buena y talentosa. La sala está llena y toda la gente sigue escrupulosamente todas las medidas de seguridad. No mola tanto ver un concierto de rock sin poder bailar, pero es la única salida. Precisamente así se llama el tema con que Chus y su banda abren el concierto. Empalman la primera canción con Vámonos y ya tienen al público en el bolsillo. La banda suena genial y el señor Navajo es un frotman con muchas tablas…y se nota. Baila Sin Zapatos y Desde Atocha son las siguientes canciones del setlist. Para los que nunca hayan escuchado a Chus Navajo es el momento de decir que este artesano de la canción madrileño tiene tres discos en el mercado: Los Navajos (2016), Mis Mejores Enemigos (2018) y Cartas para Seguir (2020). Todos ellos llenos de buenas canciones de rock de autor, con un toque sureño apreciable hasta en el propio nombre artístico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con el quinto tema, Fuego en la plaza, Chus se coloca la armónica al cuello. Por supuesto que la canción tiene un toque a Dylan, pero con el siguiente tema vemos que la principal influencia de Chus está en el Dylan de Buenos Aires: Andrés Calamaro. Este tema es una versión de la canción Pasemos a otro tema. Una canción que, según nos cuenta el artista, la versionó por recomendación de Candy Caramelo, bajista de Calamaro y productor del último disco de Navajo. La versión les queda de lujo, la banda está plenamente engrasada y hablan muy bien el lenguaje del rock. Nivel C2 por la Cambridge Rock School.

Es raro para un castellano ver conciertos a estas horas de la mañana (porque sí, si no se ha comido se considera mañana a las 13:30 de la tarde). Seguro que C Tangana no daría un concierto en sesión vermut. Pero Chus Navajo es de otra pasta. Y entre chiste y chiste sobre confusiones a la hora de decir “buenas noches” en vez de “buenos días” llegamos al turno de Aquella Canción. Una canción preciosa honestamente. Me asombra como un bajista con pinta tan punk como el de la banda (Álvaro es su nombre) puede tocar con tanta contención y sutileza canciones como ésta. Un jefazo de las cuatro cuerdas vaya.

Fotografía por Carlos Bravo

Casi todo el repertorio parece estar compuesto por canciones de Cartas para Seguir, último disco del artista. Me meto en Spotify para guardarlo y escuchármelo durante el camino de vuelta a casa. Una portada preciosa, merece la pena pasarse por el puesto de merchand a por un ejemplar.

Las catarata de canciones continua con Quieren Ser y Brote Demencial. Me encanta el título de esta canción pero contra todo pronóstico no es una canción de rock radical vasco. Es un pop rock melancólico que habla de las diferentes relaciones sentimentales. Un tema muy emocionante y con un trabajo de coros muy bien trabajado por todo el grupo. 

Mención aparte merecen los arreglos del guitarrista Marc Wile. Además de llevar una carrera en solitario altamente interesante y de tocar en grupos como CIVES, este chaval saca tiempo para meter sutiles guitarras llenas de magia en la banda de Chus. Todo suena de lujo y eso se debe a: la banda, la sala y Dan, el técnico de sonido de la banda que no para de estar pendiente de cada detalle para que nuestros oídos se vayan a casa bien contentos.

Fotografía por Carlos Bravo

Como buen cantautor que es, Chus también tienen sus canciones de compromiso con la sociedad. Su himno protesta es El Que Pierde Tiene Un Bar. Tranquilos, Chus no es Ismael Serrano ni lo pretende ser. Este tema es una preciosa canción dedicada a los más desfavorecidos. Llegado este punto me doy cuenta que Chus Navajo es muy buena gente. Es un tipo majo y se le nota. De esos con los que te apetece tomarte una cerveza. Normal que cada vez que toque en Madrid haga sold out. Si lees esto Chus ya sabes: no cambies nunca.

Lo que seguro no cambia Mr Navajo es su sonido personal. Ritmos pantanosos y sureños con un toque de rock madrileño que recuerda a los mejores Quique González o Enrique Urquijo. Es un heredero digno de ese sonido. Chus domina el rock añejo. Rock del bueno, de autor de toda la vida. Con sentimiento y sin artificios. Canciones bonitas directas al corazón. 

En Por El Monte el cantante retoma la armónica. Nos comenta que el videoclip de está canción ya está disponible y que es un adelanto de su nuevo disco. Un disco con canciones muy marcadas por el confinamiento. Tras esta canción la banda de baja del escenario y dan paso a un set acústico con Chus solo ante el peligro. Iniciamos esta etapa del concierto con Envuelta en Magia.

Chus nos comenta que él, como artista, siempre está en busca de “la canción”. Ese puñado de acordes acompañados de una bonita melodía que son capaces de convertirse en un himno para miles de almas. Algo mágico que sucede en contadas ocasiones. Quizás no haya dado aún con la canción definitiva, pero los temas de Chus tienen algo especial.

Siempre es de agradecer escuchar algo nuevo en un concierto. En esta ocasión Chus nos presenta una ranchera de aire marinero. Una canción nueva con un videoclip a punto de salir. El Pirata Perdido es su nombre. Pronto el cantante se gana la implicación de todo el público que corean al unísono el motivo principal de la canción, la cual me lleva a algunas composiciones de Enrique Bunbury.

Dato curioso, el concierto coincide con el día en que han vacunado al señor Navajo. Ojalá pronto poder ver un concierto de él con la sala abarrotada. De momento hay que seguir remando y esperar. Y esto se hace mejor con canciones como A la Hora de Seguir. La banda vuelve a subirse a mitad de la canción para llevarla a la dimensión eléctrica. Tras esto, Chus presenta a la banda, empezando por Jorge el batería, un metrónomo humano con mucho swing que nos ha llevado en volandas durante todo el concierto.

Con Para Ellos llega la hora de agradecimientos. Con especial dedicación a ellas. A todo el equipo de mujeres que están gestionando el club Vesta contra viento y marea y que mantienen viva la llama de la música en directo en estos tiempos tan duros.

Con la recta final de un concierto llegan siempre los hits. Es el caso de Ya No Intento Olvidarte. Último single del artista, con un videoclip bastante viajero que ya está disponible y que, a buen seguro, todos los presentes en la sala han visto ya unas cuantas veces, a juzgar por como corean la canción de forma intensa haciéndose uno con la banda.

Alcatraz es el tema que pone la nota blusera y más rockera al concierto. Un tema de aire penitenciario y mucha potencia con el que la banda se despide antes del religioso bis. Siempre hay un bis. La canción elegida para este es una versión punki y rockanrolera del clásico corrido mexicano El Rey.

Y, sin duda, Chus Navajo ha reinado y conquistado en la Vesta esta mañana de domingo. Con el público entregado y aplaudiendo la banda se despide hasta nuevo aviso. Esperemos que sea pronto. Conciertos como este a la hora del vermut sientan muy bien al cuerpo así que, queridas personas lectoras, no pierdan la oportunidad de ir a disfrutar de estos eventos de música en directo. Son más necesarios que nunca.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .