YONIPEIN prensenta “Amor de Festival”, su cuarto single

El grupo revelación nos traslada su experiencia festivalera a través del pop-punk más actual

Texto por Lorena Lucenilla

Dos años desde que empezó toda esta locura. Qué sensación más rara. Como si la vida no te perteneciese al 100% desde hace demasiado tiempo. Y tampoco tienes especialmente claro cuándo te la van a devolver, pero poco a poco se va viendo la luz. Inevitablemente te vienen revivals a la cabeza con mucha frecuencia: hacer cola para ver a esa banda que te vuelve loco, que te tiren el tercio a la mitad en un empujón y llegar a casa con los pies destrozados de bailar. Entrar en el Instagram de tu festival favorito para ver la nueva tanda de confirmaciones.

Joder, sí, he escrito “festival”. Y tú al leerlo te has teletransportado a uno, no me cabe duda.

Imagina esos treinta minutos antes del concierto que más ganas tienes de ver. Has hecho una cola demoníaca para dejarte siete pavos en una p*** maceta de cerveza sabiendo que más de la mitad te la vas a beber caliente. Pero eh, del tirón. Vas a buscar el mejor sitio, que no necesariamente será en primera fila, porque sabes de qué va el rollo y quieres gozártelas, te lo mereces. Te sacas un piti, vas a encendértelo y por mucho que buscas en los bolsillos no hay ni rastro del mechero. “Ya me lo han picado”, piensas. Así que te toca buscarte la vida y encontrar a alguien que todavía pertenezca a esa pequeña resistencia que siga sin utilizar un vaper. 

Tienes suerte, en el grupito de colegas que tienes justo al lado (ellos también han pillado ese SITIAZO) un par de personas están fumando, así que lo tienes hecho. Te dan fuego, cuatro comentarios tontos y la ves. Joder, que si la ves. En ese grupo que te acaba de salvar la tarde. La chica con más rollo de todo el recinto. Al menos del viernes, que todavía queda mucho festival. Pero ahí la tienes. Notas como saltan chispas automáticamente. De pronto, luces fuera. Empieza el concierto. Pero tú estás a otra movida. “Una mirada, dos caladas, tres minutos de canción”.

Así nos presenta YONIPEIN “Amor de Festival”, su cuarto single. Y por supuesto, no lo hace solo: igual que su predecesor “Pierdo el control”, esta oda a la fugacidad de los crushes festivaleros también viene de la mano de un lyric video muy en la línea de esa imagen tan pop-punk que nos tiene irremediablemente enganchados.

Una propuesta que viene a decir bien alto PUNK IS NOT DEAD.

Machine Gun Kelly, Yungblud o la nueva era de los siempre adorados Blink 182 están presentes en la propuesta del artista, que se abre en canal para conseguir transportarnos al momento exacto en el que quiere que estemos con sus historias. De la producción y de meternos en el cuerpo unas irresistibles ganas de quemar zapatilla a golpe de riffs y distorsiones de guitarra ya se encarga Lucky13, la otra mitad del proyecto. Y en la línea de los dos temas anteriores, son los chicos de Chambre Studio los encargados de poner la guinda del pastel en Argentina mezclando esta bomba sonora. 

Os aseguro que estos dos van camino de posicionarse como caballo ganador en el panorama musical de los próximos meses, así que procurad que no os lo cuenten, seguidles muy de cerca (menos por la calle, que es raro y molesto).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.